Emprendedores; La Experiencia es Vital.

Posted on Posted in Emprendedores, Generales

Es probable que hayas escuchado mucho hablar acerca de “emprendedores”, pero conoces el concepto de emprendedor?Emprendedor es cualquier que en base a una idea propia o mejorada, inicia un proyecto de vida, toma un camino diferente al que ha llevado, un camino de independencia… Usualmente se vincula “emprendimiento” con nuevo negocio, especialmente en los medios cuando se habla de “salir de la crisis”, “crear empleos” o “crecimiento económico”. Sin embargo, sin querer descartar aquellos que tienen como objetivo crear un imperio económico con su idea de negocio, deseo hablarles a todos los que emprenden, a su totalidad, aquellos que piensan en crear una fuente de ingresos para sus familias, o ayudar a la sociedad, a otros o simplemente como una alternativa de vida.

“Emprender”, relacionado con la palabra “prender” (coger o tomar), así como la palabra francesa “entrepeneur” que nos recuerda a los aventureros colonizadores, que independientemente de los resultados, dejaron todo para ir a lo desconocido. Tomaron sus vidas, les dieron un vuelco por decisión propia enfrentando la incertidumbre. Podemos compararlo con “iniciar”, “arriesgarse”, “cambiar” o “levantarse”. Ya conoces el concepto de emprendedor, ahora ten en cuenta que eres un(a) emprendedor(a) a medida que tome el sartén de su vida por el mango. Y para un(a) emprendedor(a) es muy importante no subestimar el valor de las experiencias laborales.

No solo me refiero al conocimiento técnico, a las habilidades necesarias para ese emprendimiento. A pesar que es ideal tener una base técnica del oficio, actividad o rutina que desea emprender, quiero poner el acento en la experiencia “social” que debe tener un(a) emprendedor(a). El tener experiencias laborales en cualquier trabajo, especialmente en aquellos que exigen contacto con el público son vitales. La experiencia del trato y entender que cada persona es un mundo, que no existen gavetas donde organizar tal o cual tipo de persona en función a su origen, estatura, color o nivel de timidez, para decir cualquier barbaridad. Es un conocimiento que a pesar que leas cientos de libros, nunca podrá ser transmitido en lenguaje, oral o escrito.

Al emprender, pasas a ser el(la) responsable de la idea y en algún momento deberás comunicarla. El lenguaje depende del receptor, y allí es donde la experiencia juega un papel vital. Sea para vender, convencer a un grupo de participar, incentivar las donaciones o simplemente lograr que aquellos a los que quieres ayudar confíen en su idea y en usted como persona. No se trata de mercadeo, sino de trato humano. La academia enseña poco, el conocimiento técnico no basta y la estrategias de imagen sin subestimar su efecto y calidad, usualmente se limitan a vender, sin olvidar que han sido desarrolladas en ciertas culturas, que no necesariamente se cumplen en la sociedad donde desea emprender.

La experiencia de vida puede ofrecerle ideas vitales sobre el qué, cómo y por qué llevar adelante ese proyecto, sino incluso, de manera inconsciente, le ha dado motivación, soporte e incluso ha sido la base de su iniciativa. Por otro lado, el arte de vender sus ideas es la columna vertebral del éxito inicial de su iniciativa, y con ello su experiencia de vida. No lo olviden Emprendedores; La Experiencia es Vital.

Para finalizar, todo fracaso son experiencias laborales y/o personales, una paso hacia adelante si se toma el tiempo de analizar qué ha sucedido, las causas y cómo evitar los errores en adelante. Así que experimente, avance y no subestime cualquier actividad, cualquier labor, cualquier trabajo que realice así la sociedad lo vea como algo menor. Y recuerde que “emprender” no solo se remite a los imperios económicos, a los google o Apple; todos somos emprendedores, mientras tomemos la vida en nuestras manos, intentando crear algo propio, sin depender de un empleador. Un músico o artista callejero, escritor(a), modelo, vendedor de café, poeta, masajista, programador de aplicaciones, carpintero, constructor de ventanas, payaso, político e incluso un activista social o ecológico.

Emprender no se define por los ingresos, nivel social o área de trabajo; se define por las ganas, la motivación y el empeño.

Y emprendedor(a) no olvide visitar la página oficial del libro “Creatividad Aplicada: Herramientas y técnicas para ser más creativo